Internacional

Reforma migratoria, luego del muro

10 de Enero de 2018 07:53 /

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, abrió ayer la puerta a negociar una reforma migratoria que resuelva la situación de los 11 millones de indocumentados que viven en el país, siempre y cuando primero se regularice a los dreamers y se aprueben fondos para construir el muro en la frontera con México.

En una reunión con legisladores en la Casa Blanca, Trump ofreció su respaldo a una reforma migratoria que se realice en dos fases: una primera ley centrada en cuatro prioridades suyas y una segunda destinada a arreglar otros problemas migratorios.

La (reforma migratoria) integral será la fase dos. Aprobaremos esto y después nos meteremos con la (reforma) integral al día siguiente”, afirmó Trump. “Yo asumo la carga (política), no me importa”, añadió.

Agregó que el representante republicano, Bob Goodlatte presentará “en los próximos dos o tres días” una propuesta de ley para sustituir el programa Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, por sus siglas en inglés), que protegía de la deportación a los dreamers. Sin embargo, no dio más detalles.

El Presidente respondió así a una declaración del senador republicano Lindsey Graham, quien le pidió aprovechar la “oportunidad” de ir más allá de la solución para los dreamers y abrir una vía a la ciudadanía para los migrantes.

Pero Trump no aclaró si apoya una vía a la ciudadanía para esos 11 millones de indocumentados, algo que podría suponerle un problema con su base electoral, que aplaudió su discurso antiinmigrante en la campaña de 2016 y considera que regularizar la situación de esos inmigrantes sería una “amnistía”.

La portavoz de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders, evitó aclarar la postura de Trump en una conferencia de prensa, al asegurar que ese tema no se está negociando aún y que ya habrá “anuncios” cuando llegue el momento.

LA PRIORIDAD

Según Sanders, en la reunión de ayer se alcanzó “un acuerdo para negociar la legislación” que supondría la primera fase de la reforma migratoria.

Ese primer proyecto de ley se centrará en cuatro áreas: un reemplazo del programa DACA para que los dreamers puedan quedarse legalmente en el país, medidas de “seguridad fronteriza”, afrontar la “migración en cadena” que permite a ciertos inmigrantes facilitar la entrada al país de sus familiares, y acabar con la “lotería de visados”, dijo Sanders.

Trump anunció en septiembre el fin del programa DACA promulgado por Barack Obama en 2012, que protegía de la deportación a unos 690 mil jóvenes que llegaron al país de niños, conocidos como dreamers o soñadores.

Los permisos que amparaban a muchos de esos jóvenes han ido caducando desde septiembre, y el resto de ellos quedarán expuestos a la deportación si el Congreso no aprueba una solución permanente que reemplace DACA antes del 5 de marzo, la fecha límite que dio Trump al cancelar el programa de Obama.

Los demócratas quieren aprobar una ley que proteja de la deportación a los dreamers, y han vinculado ese tema a las negociaciones para aprobar un presupuesto para el gobierno federal, que deben concluir antes del 19 de enero.

Trump insistió ayer que la medida sobre DACA debe incluir “seguridad fronteriza” que, para él, es sinónimo de fondos para la construcción del muro, para el que eso dificulta la negociación, ya que financiar el muro es inaceptable para la oposición demócrata, que ayer dejó claro que su único objetivo sigue siendo reemplazar DACA.

Los republicanos expusieron sus cuatro prioridades y los demócratas identificamos la nuestra: el Dream Act”, un proyecto de ley que regularizaría la situación de los dreamers, dijo el senador demócrata Dick Durbin.



QUITAN A INDIO LA CIUDADANÍA
Un indio que obtuvo la ciudadanía estadunidense en 2006 acaba de ser “desnaturalizado”, el primer objetivo de una operación que apunta a identificar a todos aquellos que se beneficiaron ilegalmente de una naturalización, informó ayer el Departamento de Justicia.

Baljinder Singh, de 43 años, llegó a Estados Unidos vía San Francisco en 1991, y residía hasta ahora en Carteret, Nueva Jersey, un pueblo a unos 40 km al sur de Nueva York, según el comunicado del Departamento.

Llegó al país sin papeles, y el gobierno comenzó el proceso para deportarlo. Debía regresar a su país tras presentarse a una audiencia judicial a la que nunca acudió. Permaneció en Estados Unidos y luego se casó con una estadunidense, con lo cual pudo obtener primero un permiso de residencia y trabajo, y luego se naturalizó como estadunidense.

La decisión de retirarle la ciudadanía fue anunciada el viernes pasado por un juez federal de Nueva Jersey, Stanley Chesler, luego de que el Departamento de Justicia le acusara en el ámbito civil. Ahora es “potencialmente deportable”.

-AFP



NO HABRÁ EXAMEN SIQUIÁTRICO
La hora de la revisión médica ha llegado para Donald Trump, de 71 años y el hombre de mayor edad que accede a la Presidencia de Estados Unidos, que tiene cita a finales de esta semana en un hospital militar.

Pero tanto sus detractores como sus incondicionales, que denuncian viles ataques contra el Presidente, quedarán decepcionados: el balance de salud se limitará a verificar su peso, la tensión arterial y los niveles de colesterol.

No hay ningún examen siquiátrico previsto para quien se califica a sí mismo de “genio estable”.

Ahora bien, a pesar de que durante la campaña presidencial su médico personal, Harold Bornstein, aseguró, en un tono más folclórico que científico, que era “el individuo con mejor salud elegido a la presidencia”, las dudas persisten.

Las preguntas acaban de ser relanzadas con el polémico libro del periodista Michael Wolff, que pinta un retrato virulento del empresario y asegura que su entorno duda de su capacidad de gobernar.

–AFP



STEVE BANNON DEJA EL SITIO BREITBART NEWS
Steve Bannon, que salió de la casi oscuridad para convertirse en el mayor consejero del Presidente de Estados Unidos, dejó el grupo Breitbart News tras la publicación de un libro en el cual critica a Donald Trump y su familia.

El libro Fuego y furia: Dentro de la Casa Blanca de Trump, del periodista Michael Wolff, ha dejado a Bannon cada vez más aislado por grandes donantes y aliados políticos, y hasta el propio Presidente le ha ridiculizado.

Bannon, de 64 años, asumió el liderazgo de Breitbart News en 2012, tras la muerte de su fundador Andrew Breitbart, y consiguió convertirlo en la plataforma de información y opinión más seguida por la derecha dura estadunidense.

Exjefe de campaña de Trump desde agosto de 2016, fue uno de los grandes artífices de la sorpresiva victoria electoral de Trump, a quien Breitbart News sirvió como una suerte de gran megáfono.

Steve es una parte valiosa de nuestro legado, y siempre le estaremos agradecidos por sus contribuciones y por lo que nos ha ayudado a lograr”, dijo el presidente de Breitbart News, Larry Solov, en un comunicado publicado en el sitio web.

El diario The New York Times informó que la salida de Bannon fue decidida por una gran donante del sitio conservador, Rebekah Mercer.

Bannon, exconfidente del Presidente y referente del “trumpismo” pese a haber sido despedido de la Casa Blanca en el verano, provocó la ira de Trump la semana pasada.

En el libro de Wolff, que presenta a Trump como un hombre inestable, inmaduro y mal informado, Bannon afirma que el hijo mayor del presidente, Donald Trump Jr., cometió una “traición” y un “acto antipatriótico” al haberse reunido con una abogada rusa durante la campaña electoral de 2016.

También vaticina que los agentes del FBI que investigan una presunta colusión entre la campaña del republicano y Rusia en las elecciones de noviembre de 2016 “van a quebrar a Donald Junior como un huevo, en horario central de televisión”.

Bannon “perdió la razón” y no tiene ninguna influencia en la Casa Blanca, sostuvo Trump al enterarse de sus críticas, al tiempo que se describió a sí mismo como “un genio estable”.

El exasesor presidencial pidió luego “disculpas” por esas declaraciones y dijo que el hijo del Trump es “un patriota y un buen hombre”.

LIBRO INCÓMODO SE VENDERÁ EN MÉXICO

La editorial Grupo Planeta anunció ayer que adquirió los derechos del libro Fuego y furia: Dentro de la Casa Blanca de Trump, para distribuirlo en toda América Latina.

En un comunicado, la editorial aseguró que el libro estará disponible en las librerías de México y Centroamérica a partir del mes de febrero.

Con más de un millón de ejemplares vendidos en sólo dos días, Fuego y furia corona el número uno de la lista de libros más vendidos y es tendencia mundial en todas las redes sociales”, dice el comunicado.

La cadena CNN informó el domingo que Henry Holt and Company, la casa editora del libro, no podía imprimir tantas copias como lo demandaban las librerías estadunidenses.

JC

COLUMNAS

Política al Día
Atticuss y Francisco Licona
Entre Columnas
Martín Quitano Martínez
Metrópoli
Francisco L. Carranco
¿Bailar o Escribir?
David Martín del Campo
El que no cae...
Leopoldo G. Arenas