Municipios

Sin Información Espera noticias de su hijo sepultado por toneladas de maíz en recinto portuario

12 de Octubre de 2017 11:55 /

Las manos de Jesús Torres Cruz tiemblan debajo de la lluvia, preferirían estar escarbando entre las toneladas de maíz en vez de esperar inútiles a las afueras de la entrada del recinto portuario a que alguien le de información sobre su hijo.

José Manuel Torres Castillo, hijo de Jesús, tiene 32 años, es casado y tiene dos hijos pequeños; la madrugada de este jueves trabajaba en la empresa
Terminal Marítima de Veracruz (TMV) cuando un silo de granos de derrumbó dejándolo enterrado.

A su padre ninguna autoridad le ha dado información, ha preguntado pero nadie le quiere decir nada, a él le avisó otro de sus hijos que también trabaja en el puerto y que aún se mantiene buscando en medio de los miles de kilos de maíz que sepultaron a José.

"No sabemos nada, mi hijo está desaparecido pero no sabemos nada, nada, nada, nada aquí no dicen nada, mi otro hijo me llamó hace rato pero no lo encuentran todavía", relató.

La cara de Jesús no puede ocultar la preocupación, no es la primera vez que se enfrenta a la sombra de la muerte de un hijo, hace algunos años otro de sus vástagos fue arrollado por un camión y ahora teme que el puerto le arranque otro heredero.

Tampoco es la primera vez que un accidente en la terminal portuaria trastoca su vida, durante más de 30 años Jesús trabajó en el puerto, como hoy lo hacen sus hijos, con sus ojos fue testigo de un silo derrumbado hace más de 10 años y también del incendio de un almacén de granos.

Hoy a pesar de estar jubilado quisiera poder entrar y buscar él mismo a su hijo, pero las autoridades se lo impiden, en su mente prevalece el temor de que quieran ocultar lo ocurrido y que el recuerdo de su hijo se pierda para siempre.

"Cuando menos que nos dejen entrar, nosotros conocemos todo aquí adentro, que nos dejen entrar, nosotros 35 años trabajando ahí", expresó.

JC

COLUMNAS

Política al Día
Atticuss y Francisco Licona
Pluma Negra
José Calzada
Letra Capital
Flavio Morales Cortés
¿Bailar o Escribir?
David Martín del Campo
La Cocina de la Historia
Ema Cibotti