Metrópoli
Francisco L. Carranco

TERMINAN LAS PRECAMPAÑAS Y A RECOMPONER EL CAMINO ANDADO

12 de Febrero de 2018

Francisco L. Carranco


Es tiempo de reagruparse y replantear el momento ¿cómo se va a actuar y qué estrategias le van a presentar a la ciudadanía? para que esta responda a la solicitud del voto que cada candidato debe tener para ganar la gubernatura o la diputación local, ahora sí en un ambiente adverso a la política, pero, no a una posible esperanza para recomponer el estado, y que la gente responda a ese llamado.

Necesariamente una de las pocas alternativas que la gente tiene para señalar su inconformidad con sus gobernantes es el voto, con ese sufragio la gente expone su malestar por la forma de gobernar y de la toma de decisiones de quienes ostentan el poder civil de las instituciones que debe, en teoría, tutelar los derechos de cada ciudadano.

Compartirá usted o no los comentarios sobre las precampañas que, precisamente, acaban de terminar este domingo y que, a partir de mañana, entren en un receso que las autoridades electorales llaman “intercampaña” ésto es un periodo donde los candidatos tienen prohibido actos masivos y proselitismo, deben cuidar en cualquier reunión o entrevistas cualquier promoción personal o del partido y no solicitar el voto o atacar a los contarios.

En este periodo los candidatos deberán ser mesurados y avocarse más a recomponer el camino andado hacia la gran elección y prepararse a cosas inimaginables que pueden venir ya en las estrategias de uno y otro aspirante, con tal de desbarrancar a los contrarios, sin embargo, en estas precampañas de quienes las pudimos observar, se exhibieron cosas que impactan a la sociedad y, tal vez, resulten para que la ciudadanía se manifieste el día de la votación y elija de entre los aspirantes a quien considere el menos peor.

Una frase muy trillada y usada en estos eventos políticos proselitistas es aquel que dice “por sus actos los conoceréis” y no me refiero ni utilizó la frase filosóficamente, sino por el contrario, como una visión pragmática de los que los precandidatos en Veracruz mostraron a la ciudadanía, en las precampañas.

En el inicio de esta colaboración, nos referimos al contexto social en que se darán las campañas en Veracruz, definitivamente, para éstas y sus candidatos es un gran reto preparar los discursos que sostengan las acciones que emprenderán cuando, si así lo decide el voto, ganen la gubernatura o una curul en el legislativo y le aseguren a la sociedad que ahora si habrá justicia, seguridad, alto a la violencia, extinción de la corrupción, rendición de cuentas, transparencia, fin de peculados, fuera privilegios de la clase política, florecimiento de la democracia, desarrollo y progreso para abatir la pobreza.

En torno a la atención de estos conceptos, debiera ser la construcción de los mensajes que los candidatos habrían de elaborar y que, llegado el momento, cuando ostenten el poder llevarlo a cabo con honestidad, convicción de gobernar, compromiso social, abatir la arrogancia, la presunción, escrutinio de los colaboradores, eliminar la prepotencia, desterrar la soberbia y todo lo que deriva del embrujo del poder político que transforma a cada miembro que llega a ese poder ese hombre que se olvida de las promesas, propuestas y mensajes de campaña que se convierten en mentiras y decepción de la sociedad.

Bajo esos preceptos, no se pueden dejar la campañas en ritos publicitarios contratados con miles de pesos para hacer anuncios bonitos, encuestas a modo y estrategias dirigidas a compra de votos, ni marrullerías; los candidatos que lleguen a la campaña constitucional en este proceso 2018, deben proponer su convicción “humanitaria” aquellos que la tengan y mística de resolver los problemas y, si no todos, sólo los que agobian más a la entidad, por ejemplo, inseguridad, violencia, complicidad, simulación e impunidad.

Que tienen que decir al respecto Pepe Yunes, Miguel Ángel Yunes Márquez y Cuitláhuac García Jiménez, cada uno con su circunstancia y cada uno con una visión política diferente, pero, que habrá de coincidir en el fondo de lo que ofrezcan al ciudadano que ya no quiere enriquecimientos ilícitos, robos, ni destrucción del estado, urgen políticas públicas para atender el deterioro social (salud, inflación, altos costos, canasta básica, gasolina, servicios, pobreza que genera robos ante falta de oportunidades de empleo, etcétera) eso quiere escuchar la gente: acciones que detengan la caída del estado y apuntale la anhelada esperanza de que las cosas puedan ser diferentes.

Los candidatos deben, en su campaña en busca del voto, impactar a la sociedad incrédula y desconfiada pero que, ojo, tiene la intención de votar el primero de julio; según encuestas publicadas en la prensa nacional reportan que la intención del voto representa casi un 60% del padrón, obviamente, en cada entidad los porcentajes variaran porque, por ejemplo, aquí en Veracruz tendremos 5 elecciones: Presidente, Senadores, Diputados federales, Diputados locales y Gobernador.

Los candidatos se enfrentarán a las mujeres que son más, los abstencionistas, los jóvenes y la omisión de los enojados. Hay quien habla de empate técnico, cosa que no es así, los porcentajes presentados en las precampañas encierran la base porcentual que los partidos obtuvieron en elecciones pasadas, por lo tanto, dependerá del candidato, su plataforma y comunicación con el votante el resultado final.

De la Campaña Constitucional, a mediados de marzo, quien gane será aquel que pueda llevar un poquito de esperanza al pueblo que, con su voto, expresará el beneficio de la duda, el castigo, la esperanza o, de plano, dará la espalda al sistema político nacional y quien sabe quién pudiera ganar y qué futuro le puede esperar a México y Los mexicanos hasta entonces, la decisión estará en sus manos estimado lector.

fl.carranco@gmail.com

OTRAS ENTRADAS

Metrópoli
Francisco L. Carranco

18 de Febrero de 2018

05 de Febrero de 2018

29 de Enero de 2018

29 de Enero de 2018

15 de Enero de 2018