Letra Capital
Flavio Morales Cortés

Un emperador, candidato del PRI

22 de Noviembre de 2017

Flavio Morales Cortés


Un emperador, candidato del PRI

Por Flavio Morales Cortés

Es antipático, poco afecto a los reflectores y de expresiones rudas y directas, lo que le ha valido que le apoden “El Emperador”, como para resaltar un rasgo de dictador en su personalidad.

No niega la cruz de su parroquia, pues como admirador de Porfirio Díaz (el dictador más ínclito de México), no tuvo empacho en echarse un tirito con los furibundos liberales, para promover la colocación de una estatua al héroe de la batalla del 5 de Mayo, en el municipio que gobierna por segunda vez.

El empresario Juan Manuel Diez Francos se anotó solito, en la lista de aspirantes a la candidatura del PRI al Gobierno de Veracruz. Es presidente municipal de Orizaba y su postulación no es un juego.

Es sin duda el mejor presidente municipal de todo Veracruz y si nos apuran, de todo el país. Su administración municipal es eficiente y ordenada y sobre todo, productiva y de resultados.

A finales del año pasado, cuando la mayoría de los presidentes municipales lloriqueaban porque no tenían ni para pagar nóminas y mucho menos aguinaldos, por los recursos que indebidamente les retuvo Javier Duarte; Juan Manuel Diez literalmente se carcajeaba. Por cierto que entre los llorones estaba Miguen Ángel Yunes Márquez, candidato de... ¡su papá!

Diez no sólo tenía para pagar la nómina y aguinaldos, además el municipio no paró en ningún momento la ejecución de su obra pública e inauguró el Poliforum Cultural (que eso sí, de cultural no tiene nada), y continuó la construcción de un puente atirantado, obra que por su naturaleza en cualquier otro municipio requería de recurso estatal.

Diez Francos no es político, llegó de rebote por primera vez a la presidencia municipal de Orizaba, pues en calidad de suplente fue investido cuando el tribunal electoral quitó al titular por violaciones durante su registro.

Sin embargo sorprendió a propios y extraños con su revolucionaria gestión, que transformó a Orizaba dejando en claro que cuando se tiene capacidad y y decisión se puede hacer un buen gobierno y no las vaciladas de gente como Américo Zúñiga, que se ha pagado más premios que calles pavimentadas.

Después fue diputado federal y nuevamente presidente municipal; en ambas elecciones no tuvo ni que hacer campaña pues por su trabajo, reconocido por simpatizantes y detractores, arrasó en las elecciones donde participó.

Si el PRI toma con seriedad la contienda en 2018, más allá de intereses grupales, tienen en el presidente municipal de Orizaba un candidato que puede dar batalla.

Ahí está el ejemplo de Juan Zepeda, el candidato del PRD en el Estado de México, que fue una verdadera revelación y quien por cierto, venía de una presidencia municipal exitosa.

Comentarios a @moralesflavio
loseditoresredaccion@gmail.com

OTRAS ENTRADAS

Letra Capital
Flavio Morales Cortés

11 de Diciembre de 2017

01 de Diciembre de 2017

28 de Noviembre de 2017

24 de Noviembre de 2017

17 de Noviembre de 2017