Letra Capital
Flavio Morales Cortés

EL DILEMA DE MORENA

17 de Noviembre de 2017

Flavio Morales Cortés



Morena fue el caballo negro en las elecciones a gobernador el año pasado. Para la mayoría su crecimiento electoral durante la campaña fue toda una revelación inexplicable, tan inexplicable que sólo el complot podía dar sentido.

Analistas y comentócratas rápidamente compraron la explicación de financiamiento gubernamental para dar crédito a su despunte en las preferencias electorales, a tal grado que pusieron las elecciones a tercios, algo que finalmente favorecía al candidato del PRI.

Y sin descartar que efectivamente Javier Duarte hubiera inyectado recursos públicos a Morena (una práctica que por cierto, no sería extraña ni novedosa), es muy mezquino y poco objetivo considerar que esto fue definitivo en el crecimiento de Morena.

Y lo es por varios factores:

1. Pensar en eso es ignorar que el posicionamiento y crecimiento de Morena en las preferencias electorales es un fenómeno nacional, que ya los ha puesto muy cerca de ganar su primera gubernatura en algunos estados.
2. La intromisión de los Gobernadores en la vida interna de otros partidos es un recurso recurrente para ganar las elecciones, sobre todo un recurso muy usado por mandatarios priistas. Fidel Herrera y Javier Duarte fueron maestros de ese método que usaron con mucho éxito para asegurarse triunfos electorales. Duarte en particular era derrochador de dinero público en esos menesteres. Pero eso nunca garantizó que pudieran hacer crecer candidatos o partidos a placer. En algún momento financiaron al PRD y no creció, lo hicieron con Nueva Alianza con magros resultados, lo mismo con el Verde o el Partido del Trabajo. Incluso en las elecciones pasadas le inyectaron muchos recursos a Gerardo Buganza Salmerón como candidato independiente, hasta le pusieron a su disposición estructuras del estado y sin embargo el experimento no cuajó.
3. La marca Morena es eso, una marca asociada directamente a su líder y dueño Andrés Manuel López Obrador, con muchos años en campaña permanente lo que obviamente lo tiene muy posicionado. No importa quien sea candidato de Morena, ya por llevar la marca se vuelve competitivo en cualquier parte del país.

Los resultados obtenidos por Morena el año pasado en Veracruz fueron sorpresivos incluso para el propio Andrés Manuel, quien desconociendo hasta ese momento el potencial de su partido en Veracruz (eran sus primeras elecciones ya como partido), puso como candidato al antipático y gris Cuitláhuac García y no a Rocío Nahle, quien tenía mejor perfil y trayectoria.

En esta oportunidad se presenta el dilema para el Peje, Cuitlahuac (con una campaña a gobernador ya a cuestas) o Rocío. La decisión sin duda determinará las posibilidades de triunfo de este partido.

A Morena parece no alcanzarle frente a la maquinaria de los Yunes azules sin embargo, será un gran triunfo confirmarse como la segunda fuerza política en Veracruz.

Lo que sí se puede anticipar desde ahora, es que Morena tendrá Senador veracruzano.

Comentarios a @moralesflavio
loseditoresredaccion@gmail.com

OTRAS ENTRADAS

Letra Capital
Flavio Morales Cortés

01 de Diciembre de 2017

28 de Noviembre de 2017

24 de Noviembre de 2017

22 de Noviembre de 2017

10 de Noviembre de 2017