Letra Capital
Flavio Morales Cortés

CONSTRUIR AL ENEMIGO

12 de Octubre de 2017

Flavio Morales Cortés



Rosario en mano Argentina vive la última oportunidad que tiene para avanzar sí y sin escalas, al Campeonato de Futbol establecido para el próximo verano. Llama la atención la manera comprometida y de infarto como la albiceleste cierra a estas alturas la eliminatoria.

En 1986 Argentina modeló en Inglaterra al enemigo ideal y eso le sirvió de inspiración para una de sus épicas futboleras más recordadas dentro y fuera de sus fronteras. Ahora sin enemigo visible al frente la poderosa selección de élite mundial navega a la deriva y a punto de no asistir a la justa mundialista.

Construir al enemigo es un provocador artículo publicado hace algunos años por Umberto Eco, a través del cual analiza la tendencia del ser humano a buscar permanente con quien confrontarse pero al mismo tiempo, desmenuza los beneficios de tener un contrario.

'Tener enemigos es importante no solo para definir nuestra identidad, sino también para procurarnos un obstáculo con respecto al cual medir nuestro sistema de valores y mostrar, al encararlo, nuestro valor. Por lo tanto, cuando el enemigo no existe, es preciso construirlo'.

Así lo expresa Eco en su texto que posteriormente se convirtió en libro, en el cual señala varios ejemplos de antagonismo productivos, por llamarlos de alguna manera.

En marketing político uno de los retos en una contienda electoral, es determinar con claridad el perfil del candidato, con base en sus diferencias con respecto a los oponentes (enemigos).

Hacer ese trabajo con eficacia supone darle elementos a los electores, para que puedan distinguir entre toda la oferta política a nuestro candidato. Saber muy bien que pretende y que banderas enarbola.

No hay nada más insustancial que un candidato que no se defina de cara a sus contendientes. Lo mismo pasa en el ejercicio de gobierno. Como bien dice Eco, un enemigo nos define.

Durante años esa fue una virtud, -que muchos consideraban defecto- de Miguel Ángel Yunes Linares. Siempre arriba del cuadrilátero, siempre confrotándose con alguien a lo largo de su carrera política.

Gracias a eso Miguel creció, se significó y definió características de cara a los veracruzanos, características que luego simplemente tuvo que reforzar en su campaña electoral.

Sin quererlo, Fidel Herrera le dio reflectores durante los seis años de su gobierno, al asumirlo como su principal enemigo y atacarlo sistemáticamente. A Fidel se le olvidó que en términos de marketing no hay mala publicidad.

'Desde el principio se construye como enemigos no tanto a los que son diferentes y que nos amenazan directamente, sino aquellos que alguien tiene interés en presentar como amenazadores aunque no nos amenacen directamente', explica Eco en su tratado.

Y eso hizo Fidel y le siguió Javier Duarte. Buscaron y destinaron medios y recursos para presentar a Miguel Ángel como el enemigo público número uno. Miguel les debería mandar flores por el favor que le hicieron.

Sin embargo ya como gobernador, Yunes perdió la brújula o el instinto con eso. Aniquiló a sus enemigos y se quedó sin nadie a quien confrontarse, porque a estas alturas su pleito con Duarte y sus secuaces ya no atrapa titulares; sirvió para la campaña y se agotó al inicio de su gobierno.

Hoy no tiene nadie enfrente y sin querer, se pierde en el anonimato de su incapacidad, que queda exhibida y su imagen cae estrepitosamente.

A Miguel Ángel le urge un enemigo y pronto; alguien que le motive a romper la desesperante, monótona y vacía administración que encabeza. Alguien que acicate su creatividad, que le mueva a despertarse temprano, y que haga que exija resultados a sus colaboradores como un asunto de vida o muerte.

Y si Yunes no lo tiene, tendrá que construirlo porque el tiempo se le acaba, y los veracruzanos no tienen ocasión de contrastar la personalidad de su gobernador con base en otro referente y por tanto, tampoco tienen la oportunidad de aquilatar su valor.

Si usted tiene un enemigo dé gracias a Dios. Envíele flores, porque seguramente el peligro que representa para usted le hará esforzarse más cada día por conseguir su objetivo. Y si no lo tiene, a construirlo.

Comentarios a @moralesflavio
loseditoresredaccion@gmail.com

OTRAS ENTRADAS

Letra Capital
Flavio Morales Cortés

12 de Octubre de 2017

12 de Octubre de 2017

12 de Octubre de 2017

12 de Octubre de 2017

12 de Octubre de 2017